martes, 14 de abril de 2015

No es más valiente aquél que no tiene miedos, sino aquél que los supera y se enfrenta a ellos.



No nos damos cuenta de que muchas veces nuestros miedos nos impiden llegar a dónde queremos llegar, nuestros miedos nos hacen perder grandes oportunidades en la vida, e incluso a grandes personas. Lo peor no es que no lo sepamos, sino que lo sabemos, sabemos que nuestro miedo nos bloquea y lo permitimos, le damos al miedo el placer de vencernos.
Dejamos que  el miedo a fracasar, a no obtener la respuesta deseada, el peligro,... nos frene. Si en una decisión tenemos el 5% de ganar y el 95% de fracasar, nos centramos en la gran probabilidad que existe de fracaso en vez de pensar que podemos conseguir llegar al 5%.
Sí, es cierto, muchas veces son muy pocas las probabilidades y que tienes muchos números de salir perdiendo, pero ¿quien no te dice que esa pequeña probabilidad de conseguir el éxito seas tú? Si tiene que haber un 5% de éxito alguien tendrá que conseguirlo, y a lo mejor tú eres parte de esa pequeña parte y por miedo a fracasar no lo intentas.

No permitas que el miedo te impida avanzar hasta tus sueños, si el camino que hemos decidido tomar no nos llevan a nuestra meta, no pasa nada, buscamos otro camino, puede que un poco más largo, pero a fin y al cabo llegaremos a dónde queremos llegar, solamente si se esta dispuesto a ello.
Para ellos hay que confiar en uno mismo, si no confiamos en uno mismo, es imposible lograr algo, pues nunca nos veremos capaz de conseguirlo y no lo intentaremos.
No tengas miedo a demostrar los sentimientos, no tengas miedo a lo que parece peligroso, no tengas miedo a lanzarte e intentarlo, porque el NO ya lo tienes.

sábado, 11 de abril de 2015

Hay algo de lo que me arrepiento y voy a cambar.
Me arrepiento de no saber mucho sobre mis raíces, es una cultura preciosa y muy importante porque complementa a su vez a mi cultura, unos somos parte de los otros y viceversa, pues nuestros orígenes estan mezclados y se únen.
Quiero apreovechar mi vida, para saber sobre una parte de mis antepasados, su folklore, sus creencias religiosas, sus ideologias, su gastronomía, sus raíces,...

He de reconocer que siempre me ha llamado la atención saber sobre la cultura peruana, su origen esta en los aztecas, una civilización que siempre ha sido muy inteligente, a veces incluso de las más adelatadas intelectualmente, como en el caso de os eclipses.
Quiero saber más sobre sus adoraciones, rituales y creencias hacia el sol, quiero prender el significado de sus ceremonias, sus dioses,...
QUIERO ENRIQUECERME DE SU CULTURA.

Cada vez que pienso en Perú pienso en un lugar alegre, colorido, lleno de simpatía y gente humilde y amable. Será porque mi abuela siempre que me lo ha explicado, me lo ha explicado de esta manera, y aunque no he podido ir todavía, por lo poco que he visto a través de los medios de comunicación, puedo decir que no se equivoca.
Me sorprende, que dos culturas que tienen su origen más primitivo unido, sean tan diferentes y enriquecedoras. Y tan sólo sé que quiero aprovechar todo el tiempo possible para seguir preguntando y sabiendo más sobre una parte de mi que por ahora, esta algo incompleta, pero no por mucho tiempo.



miércoles, 8 de abril de 2015

Siempre he creído y he defendido que en la vida das lo que recibes, a veces antes, a veces más tarde, pero siempre recibes lo que das.

No puedes exigir conseguir felicidad si solo te quejas y estas de mal humor, pues estas repartiendo malas vibraciones.
 Con esto no quiero decir que el karma sea algo "mágico", simplemente es logica. Si tu les pones mala cara, te quejas por todo, no te agrada nada,... la gente va a recibir una mala percepcion de ti, por lo que cada vez ue te vean te percibiran mal, y a su vez tu recibiras ese mal humos, malestar, malas vibraciones... que has dado al principio.

 Como ya he dicho antes, la vida se trata de recoger lo que tu has sembrado anteriormente, por lo que si quieres una vida alegre, empiza por sonreír a quien tienes al lado, sin importar si es un conocido o si no le conoces de nada, sé agradecido pues al mostrar gratitud los demás ofreceran más de ellos sin pensarlo, sé positivo, aunque te pasen cosas negativas muy amenudo saca el lado positivo a esas cosas, pues son las que te haran crecer como persona y te harán más fuerte y más feliz.

Si todos empezamos a tener una mejor visión del dia a dia y a sonreírle a la vida, nos daremos cuenta de que la vida también nos sonríe.