martes, 12 de mayo de 2015

Las personas no estamos preparadas para encontrarnos solas, siempre nos han enseñado a estar rodeados de gente, a que siempre hay alguien, y no discrepo en ello.
Pero me gustaría remarcar la idea de que no estamos preparados para encontrarnos solos, aunque sea en periodos de tiempo cortos.
Es obvio que el calor de la compañía y la felicidad es mucho más apetecible, pero a veces te encuentras con que estas solo en situaciones, no abandonado, sino solo al no tener con quien estar en un breve espacio temporal. No estamos preparados para ello hasta que nos toca enfrentarlo o vivirlo, entonces es cuando te das cuenta de que has de aprender a estar solo.
He aprendido que al fin y al cabo tampoco es tan malo tener tus momentos de soledad, pues es tiempo que tienes para dedicarte a ti, para conocete, reflexionar sobre dudas,...
Al principio te parecerá que te estas ahogando en un vaso de agua, que no resistirás mucho tiempo, pero cuando aprendes a lidiar con la soledad, te das cuenta de que muchas veces necesitas huir de los demás para encontrarte contigo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario