jueves, 30 de julio de 2015

Es frustante ver como los demás construyen el camino de su vida de una forma sólida mientras tu dudas sobre que dirección quieres que tomen las baldosas de tu camino.

Me frusta sentir que no estoy haciendo un futuro sólido, dudo sobre mi elección al estudiar la carrera universitaria que he cogido, unos dice que es normal porque es un nuevo ambiente al que no estoy acostumbrada y otros dicen que la duda es porque realmente no quiero eso. Pregunto sobre si he hecho bien la elección y que puedo hacer para tener mis ideas claras y saber que es lo que quiero hacer y me dicen que me imagine y piense dónde me quiero ver cuando sea mayor, el problema es que no soy capaz de siturame en un sitio en concreto, porque me veo en varios sitios un tanto distintos. Veo como mis amigas tienen parejas y salen a cenar con ellos, a pasear, quedan para ver peliculas y tienen a alguien con quien compartir sus cosas y su ser, mientras a mi me sigue aterrando  la idea de tener que acercarme a un chico con otras intencines que no se relacionen con amistad. Digo que todo esto no me molesta, y que es lo que quiero, pero en el fondo me siento asustada porque siempre he logrado tenerlo todo bajo control, siempre he tenido las ideas muy claras y ahora me encuentro en que dudo con todo. Finjo que todo va bien y esta bajo control, pero no siento eso, me siento como una niña integrada en un grupo de adultos aunque muchas veces diga que yo sólo quiero algo distinto a lo que todos tienen.
Pero luego pienso que apesar de sentirme asustada y frustrada, tampoco ando muy perdida pues sé lo que NO quiero, por ejemplo descarto totalmente una vida aburrida, monotona y corriente parecida a la de mucha gente, no se me pasa por la mente desaprovechar mi juvetud y vivir esta étapa

de mi vida conmigo misma, y tampoco me planteo echar mi vida por la borda, sino seguir adelante en cada momento y empezar de nuevo tantas veces como haga falta.
Lo que quiero dar a entender es que aunque te sientas asustado o sientas que no avances, te des cuenta que en el fondo sí que avanzas de una forma u otra, pero siempre se avanza, que no es necesario tener del todo claro a donde quieres llegar, porque sabiendo a dónde no quieres llegar, llegarás al sitio correcto para ti, y que no necesitas encajar en una estructura en la que encaje todo el mundo, te basta con encajar en tu própia estructura, aquella que te proporcione felicidad propia. Y sobretodo recuerda, que cualquier paso que des es útil y sobretodo nunca te rindas, empieza de nuevo todas las veces que te haga falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario